El Ministerio de Fomento ha dado el primer paso para rescatar las autopistas en quiebra (1) asumiendo la deuda de 3.400 millones € que tienen con medio centenar de bancos. Estas autopistas, totalmente innecesarias, fueron resultado de un pacto de partidos con bancos y constructoras para expoliar las “arcas públicas”(2), repetición del producido en 1984(3).

Con el mismo objetivo, en los últimos años, tanto la derecha -PP, CiU-, como la “izquierda” -PSOE, IU, ICV, ERC…-, han puesto en manos privadas decenas de nuevos hospitales, sin estudios de planificación sanitaria que demostrasen su necesidad y, curiosamente, entregados a las mismas empresas y bancos responsables de la burbuja inmobiliaria y de la quiebra de las citadas autopistas.

Ni eran necesarias esas autopistas (las cifras de trafico lo demuestran), ni tampoco lo eran la mayoría de los hospitales privados abiertos a costa de cerrar miles de camas en los centros estatales (el incremento imparable de las listas de espera lo demuestra). En el caso de Madrid, en 2005 el número de pacientes en lista de espera quirúrgica era de 29.734(4), mientras que en septiembre de 2014, con 11 hospitales (privados) más, era de 77.069, es decir un aumento del 265 %.

Por tanto, y dado que no existían razones de interés general que justificaran las inversiones citadas, desde CAS defendemos que no se rescaten las autopistas citadas y se las deje quebrar, dedicando esos miles de millones de € a potenciar el sistema estatal de sanidad para mitigar el sufrimiento de los cientos de miles de pacientes que están a la espera de una intervención quirúrgica en todo el estado(5).

En el caso de los hospitales, creados bajo el cínico sistema de “colaboración público-privada”, mantenerlos en manos privadas durante décadas será más costoso, tanto en términos económicos, como en términos de resultados sanitarios, por lo que por razones de interés social deberían de ser rescindidos los contratos, integrándose solo en la red estatal aquellos que fueran absolutamente necesarios o pudieran servir para paliar el déficit histórico de camas de media y larga estancia existente en todo el estado.

El modelo de crecimiento basado en la construcción desbocada de infraestructuras innecesarias, en lugar de plantearse la democratización de la gestión de los sistemas de protección social, su descentralización y la reducción del consumo innecesario, solo responde a los intereses de los mismos grupos(6), que con la connivencia de todo tipo de partidos políticos y grupos subvencionados llevan décadas expoliando el dinero de nuestros impuestos.

1) Las radiales R-2, R-3, R-4 y R-5 de Madrid, la autopista Ocaña-La Roda, la Madrid-Toledo, la Cartagena-Vera, la que une Madrid con el aeropuerto de Barajas y la Circunvalación de Alicante. http://www.invertia.com/noticias/rescate-autopistas-fomento-presenta-convenio-acreedores-quita-2989231.htm#lyF3UIARnYhdF7fM

2) http://www.publico.es/dinero/470336/el-rescate-de-las-autopistas-de-aznar-aguirre-y-cascoscostara-6-000-millones-a-los-contribuyentes

3) En 1984, el gobierno socialista de Felipe González “salvó” a los mismos concesionarios que ahora piden ayuda: bancos y constructoras. Una vez que se sanearon las cuentas y se actualizaron las infraestructuras, en 2003, cuando las autopistas volvían a dar beneficios, se ofrecieron en concesión. http://www.vigoalminuto.com/2014/08/06/2-300-millones-de-dinero-publico-para-rescatar-a-las-mismas-autopistas-que-ya-rescato-el-psoe-en-1984/

4)http://isanidad.com/39761/en-madrid-siguen-aumentando-la-listas-deespera/?utm_source=BOLETINisanidad&utm_campaign=6d73a711eb-Bolet%C3%ADn_iSanidad&utm_medium=email&utm_term=0_aa5efff1bb-6d73a711eb-302383893

5) El 31 de diciembre de 2013, últimas cifras publicadas, 560.000 personas estaban a la espera de una operación quirúrgica. https://www.msssi.gob.es/estadEstudios/estadisticas/inforRecopilaciones/docs/LISTAS_PUBLICACION_DIC13.pdf

6) Tanto en Aseta (asociación que agrupa a las concesionarias), como en la patronal de las constructoras (accionistas de las concesionarias), Seopan, como en los bancos que están detrás de la inversión (Santander, Sabadell, BBVA, Bankia y CaixaBank) se encuentran los mismos que están detrás de los hospitales (ACS, Sacyr, Acciona, OHL,…).