Ioannidis vuelve a meter el dedo en la llaga de la investigación “científica”. En el reciente artículo de Plos Medicine “Por qué la mayoría de Investigación Clínica no es útil”, aborda la situación de la investigación clínica actual:

- “Hay publicados aproximadamente un millón de artículos sobre ensayos clínicos y decenas de miles de revisiones sistemáticas pero la mayoría no son útiles. Se ha estimado que se derrocha el 85% de los miles de millones que anualmente se gastan en investigación médica.”

- “…..la investigación clínica pierde utilidad real cuando al exagerar la enfermedad (disease mongering) se crea una percepción ficticia de la carga de enfermedad en personas sanas. En tales circunstancias, las personas tratadas, por definición, no pueden beneficiarse, porque no hay una verdadera enfermedad a tratar. Los datos muestran sólo correlaciones.”

- “Muchos ensayos clínicos se terminan porque son inútiles. El veinticinco por ciento de los ensayos aprobados por seis comités de ética de investigación entre 2000 y 2003 en Canadá, Alemania y Suiza fueron discontinuados, y la tasa de abandono fue del 43% para una cohorte de los ensayos quirúrgicos registrados entre 2008 y 2009.” “Los sesgos en el diseño, análisis, generación de informes, y la interpretación siguen siendo altamente prevalentes.”

- “Otros comportamientos perversos en la investigación clínica se originan en las universidades e instituciones que simplemente exigen más publicaciones (por ejemplo, artículos menos publicables) en vez de artículos clínicamente útiles.”

- “Los estudios que se publican en las principales revistas médicas puede que se centren más en abordar problemas importantes, pero dada su visibilidad, también pueden contribuir más a propagar enfermedades inventadas /exageradas que las revistas con menor visibilidad.”

- “Los mecanismos de financiación existentes incentivan la realización de estudios pequeños, de corta duración, que puedan realizarse y generar resultados publicables rápidamente, mientras que para responder preguntas importantes a veces se pueden requerir estudios a largo plazo, cuyas necesidades financieras exceden los recursos disponibles durante los ciclos de financiación existentes.”

- “En general, no sólo la mayoría de los resultados de las investigaciones son falsos, lo que es peor, la mayor parte de los resultados verdaderos no son útiles.”

Artículo en castellano.