(2016-04-25) Cesan a un jefe médico tras denunciar que los recortes han acabado con la excelencia de un hospital público

"Las condiciones en las que trabajamos son tercermundistas", reconoce a eldiario.es el doctor José Abelairas, que ha dirigido durante doce años la unidad de Oftalmología Infantil del Hospital de La Paz (Madrid). En enero transmitió en un documento esta queja al ministro de Sanidad, Alfonso Alonso.

"He remitido a la Gerencia durante este año más de diez escritos pasados por registro avisando de la situación y de que el Hospital de La Paz no tiene capacidad ni medios para tratar los cinco centros de referencia nacional que conseguimos en el año 2008", explicaba en ese documento.

La sección de Oftalmología Pediátrica de La Paz atiende a pacientes procedentes de toda España. En el año 2008 los miembros de la unidad, entre ellos Abelairas, impulsaron el servicio y tras un proceso de seis meses consiguieron que el Ministerio de Sanidad acreditase a cinco de sus especialidades como centros de referencia nacional, una calificación que se denomina CSUR (Centros, Servicios y Unidades de Referencia en el Sistema Nacional de Salud).

Lleva 17 meses enviando quejas a la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid y a sus superiores para que quede constancia por escrito de sus denuncias. En esa documentación, a la que ha tenido acceso eldiario.es, asegura que hay escasez de recursos personales y materiales en la unidad que ha dirigido hasta hace unas semanas.

Asegura que la unidad de la que ha sido responsable más de una década "no cumple el requisito (para ser centro de referencia) de disposición de enfermería quirúrgica especializada". Asimismo denuncia retrasos al suministrar tratamientos, escasez de material y falta de quirófanos adaptados para bebés prematuros en el Hospital Infantil.

Según apuntan desde el departamento de comunicación de La Paz, Abelairas fue cesado como jefe de la unidad hace un mes por "las importantes deficiencias en cuestiones de gestión y organización de la sección". Él señala que nadie le ha comunicado esto y cree que las quejas que ha ido transmitiendo tienen relación con la destitución.
Más pacientes y la misma plantilla

Desde 2008, según Abelairas –que preside la Sociedad Española de Oftalmología Pediátrica– aumentó la carga de trabajo, ya que tras la decisión de nombrarlos centro de referencia atienden a niños procedentes de otras regiones con patologías graves, pero no se incrementó la plantilla. Según sus estimaciones, entre el 40% y el 50% de los niños que reciben diariamente son enviados por otras comunidades autónomas.

El departamento de comunicación del hospital desmiente estas acusaciones, aseguran que la sección de Oftalmología Infantil "cuenta con los profesionales adecuados tanto por su cualificación y formación como por número de efectivos". "El hospital ha realizado un importante esfuerzo para mejorar la estructura física de las consultas y para renovar equipos de alta tecnología, en los que se han invertido más de 300.000 euros", aseguran.

Seguir leyendo