(2017-01-08) Inglaterra: Cruz Roja alerta de la "crisis humanitaria" en los hospitales por los recortes

140 pacientes han sido rechazados en Urgencias y tres han fallecido mientras esperaban ser atendidos

La Cruz Roja ha hecho un llamamiento alertando sobre la "crisis humanitaria" de los hospitales británicos. La organización internacional advierte que ha tenido que ceder decenas de voluntarios y prestar sus Land Rovers para suplir la falta de personal médico y ambulancias en ciudades como Nottingham, Leicester, Lincoln, Kettering o Northampton desde el pasado 1 de enero.

"La Cruz Roja está en primera línea, respondiendo a la crisis humanitaria de nuestros hospitales y servicios de ambulancia en todo el país", asegura el director ejecutivo de la Cruz Roja británica, Mike Adamson, en un insólito llamamiento a la población que figura junto a las peticiones de ayuda a la organización en las guerras de Siria y Yemen.

El llamamiento se produce tras el fallecimiento de dos enfermos durante la primera semana del año en Urgencias del Royal Hospital de Worcestershire, mientras esperaban a ser atendidos en sus camillas. Un tercer paciente murió de un ataque al corazón en otro punto del hospital en la misma semana, sin que se le pudiera aplicar a tiempo la reanimación.

El líder de la oposición laborista, Jeremy Corbyn, ha reclamado la comparecencia urgente de la "premier" Theresa May en el Parlamento ante la alerta de "crisis humanitaria" en los hospitales británicos declarada por la Cruz Roja.

"Estamos ante una crisis sin precedentes en nuestro sistema sanitario", declaró Corbyn. "Los hospitales estáb rechazando pacientes ante la falta personal, los enfermos están hacinados en los pasilllos de Urgencias esperando ser atendidos... Esta es una crisis causada no por una epidemia, sino por las políticas del Gobierno conservador".
Drásticos recortes

Más de 140 pacientes han sido rechazados durante la primera semana en las Urgencias de los hospitales británicos, desbordados por una avalancha de año nuevo que ha sacado a la luz los drásticos recortes motivados por las políticas de austeridad del Gobierno conservador de David Cameron.

"Estamos asistiendo al Servicio Nacional de Salud (NHS) para aliviar la presión en los hospitales, para conseguir camas libres y para llevar a los pacientes a sus casas", ha confirmado Mike Adamson a la BBC. "Hemos visto a gente desatendida después de sufrir graves caídas, a gente enviada a casa sin ropa, a enfermos que no son lavados durante días por falta de personal".

La Cruz Roja ha denunciado el estado de abandono de al menos 14 zonas básicas de salud, afectadas por los recortes del gasto público en los últimos años. La organización ha pedido al Gobierno de Theresa May que destine nuevos fondos para los gastos sanitarios y de asistencia sanitaria para evitar una situación crítica en todo el país.

La crisis del NHS es la cuestión que hoy por hoy más preocupa a los británicos, por delante del control de la inmigración y de la marcha de la economía. Durante el referéndum de la UE, el actual titular del Foreign Office Boris Johnson recorrió el país en autobús prometiendo destinar al NHS los 400 millones de euros de aportación semanal a los fondos europeos cuando se consume la ruptura con Bruselas (una promesa reconocida "a posteriori" como falsa por los propios partidarios del Brexit).

Enlace original