(2017-03-02) Valdemingómez: veinte años después anuncian estudio epidemiológico

Después de más de 20 años sufriendo la contaminación de la incineradora de Valdemingómez, los partidos políticos del Ayuntamiento de Madrid han acordado el pasado martes por unanimidad, a propuesta de Ciudadanos, realizar un estudio sobre la influencia de la incineradora en nuestra salud.

Hay que agradecer la celeridad de los políticos para garantizar la salud de la población, por cierto, recogida en el artículo 43 Constitución:
Se reconoce el derecho a la protección de la salud. Compete a los poderes públicos organizar y tutelar la salud pública a través de medidas preventivas y de las prestaciones y servicios necesarios.

En la actualidad hay suficiente evidencia científica que demuestra el incremento de diversos tipos de enfermedades, malformaciones congénitas y mortalidad por cáncer, entre las poblaciones situadas en radios de hasta 10 km de estas instalaciones, por lo que no acabamos de entender las razones para realizar un nuevo estudio (si es que se realiza), en lugar de tomar la decisión que indica el sentido común: poner en marcha un programa de resíduos cero para hacer innecesaria la incineradora y clausurarla cuando acabe la concesión a Urbaser, en el 2020. 

Si la decisión se aplaza a la finalización del estudio en cuestión, la concesión de la incineradora será renovada en 2020 por décadas.

Las intervenciones más sabrosas de los partidos en el Pleno municipal, fueron:

Ahora Madrid. Javier Barbero: "los resultados" sobre "emisiones a la atmósfera están por debajo de los límites marcados por la legislación vigente". "No existe incidencia alguna". "Tras evaluación de riesgos, no hay alteraciones, ni hallazgos patológicos", ha aseverado. Ayuntamiento realizará un estudio sobre la incidencia de la incineradora de Valdemingómez en la salud de los madrileños.

"Nos interesa la salud de los ciudadanos. No está de más realizar ese estudio por corresponsabilidad en salud".

Ciudadanos, promotor de la propuesta: “quiere saber si hay una contaminación perjudicial por parte de la incineradora a los madrileños, pero no solo a los del sur, porque Villaverde, Vicálvaro... también son Madrid"."Hay estudios contradictorios por los que no sabemos qué sucede en Valdemingómez".

PP: la planta de Valdemingómez, "cumple con la normativa europea". "Nadie ha podido establecer relación entre planta incineradora y salud; no hay motivos para alarmar a los vecinos. Nos parece bien el estudio que pueda aportar información, a pesar de que pueda llevar años".

PSOE: "Hay mucha alarma social, y sobre si hay peligro, por ello creemos que lo mejor y lo más razonable es que cualquier estudio contribuya a tranquilizar a la ciudadanía".

ENLACE