(2017-05-05) Madrid: el jefe de la UCI pediátrica del Marañón dimite en protesta por falta de camas

La dimisión, que fue presentada la semana pasada, es consecuencia de la "falta de medios y por no poder atender a los pacientes como se merecen", señala en un comunicado el sindicato de médicos Amyts.

El máximo responsable del servicio tomó la decisión después de varios meses en los que "no ha podido desarrollar su trabajo en condiciones y ante la desesperación que viven cirujanos y anestesistas por los recortes del centro médico", según relata un blog creado por uno de los médicos de la UCI.

"La situación de crispación ha llevado a que haya hasta enfrentamientos entre los compañeros del hospital, añaden los trabajadores", añade Amyts, que también critica que la Consejería de Sanidad restara importancia a esta decisión debido a que el médico se iba a jubilar el próximo mes de julio, según publica hoy El Mundo.

Sin embargo, en su blog, los médicos del Gregorio Marañón explican que han "presentado muchos planes de ampliación y que han solicitado varias veces una unidad de cuidados intermedios para tratar a los pacientes crónicos y atender postoperatorios cortos también".

Asimismo, subrayan que "la dirección no ofrece ninguna solución a este problema y la gerencia ha llegado a decidir ingresar a pacientes quirúrgicos en la UCI pediátrica sin contar con él, ocupando la cama de urgencias".

Además, estos médicos aseguran en el blog que la gerencia del hospital les escuchó y "les reconoció que tenían un problema", pero les dijeron que "la creación de una unidad de cuidados intermedios o la ampliación de la UCIP no era una prioridad y que no había presupuesto", apuntan.

Para el sindicato médico, la dimisión es fruto de la política de recortes de la consejería y pone de manifiesto "la situación de falta de diálogo con los médicos, ya que Sanidad no atiende a sus propuestas", ha señalado el sindicato a Efe.

Los médicos "tienen miedo a hablar de las consecuencias de los recortes porque, el que lo hace, la experiencia demuestra que es condenado al ostracismo en su desarrollo profesional", según Amyts para quien la dimisión de Carrillo es la "expresión de un malestar de los médicos de la región".

ENLACE ORIGINAL