(2017-08-01) Los encerrados denuncian presiones del gerente para desmovilizarlos.

Los encerrados en el Hospital del Bierzo denuncian presiones por parte de la gerencia del área de salud para intentar desmovilizar a los participantes.

Noche de encierro en el Hospital / Asamblea de Usuarios

Se trata de intervenciones y presiones veladas, aseguran los encerrados, con la única intención de acabar con la protesta. De momento, el gerente ha prohibido a los encerrados que utilicen una mesa de camping junto al aparcamiento de la parte trasera del centro para comer. A pesar de que no entorpecer ninguna entrada o salida y que, además, se sitúan en una zona poco visible, el gerente ha enviado al guardia de seguridad para advertir de la prohibición de utilizar ese espacio para comer bajo amenaza de desalojo, tal y como explicaba una de las portavoces

Es una forma de presión que, según aseguran, no servirá de nada ,como tampoco servirá que se eleve la temperatura nocturna del aire acondicionado y pequeños trucos destinados, dicen los encerrados, a socavar la protesta.

Enlace original Cadena SER.