(2017-09-03) Los encerrados en el Hospital del Bierzo tildan las mejoras de Sacyl de "engaño encubierto".

Dicen que la mayoría de los compromisos estaban adquiridos hace dos años y mantienen la petición de que se contrate personal y se abra el centro por la tarde.

Los encerrados en el Hospital del Bierzo consideran que es «un engaño encubierto» los compromisos que el Sacyl asegura haber cumplido en cinco meses y que se refieren al decálogo de solicitudes que le presentó la Plataforma en defensa de la Sanidad Pública. Los manifestantes que llevan 40 días de encierro en el hall del Hospital pertenecen a la agrupación de Usuarios por la Sanidad Pública, que se ha desmarcado de esa Plataforma y consideran que el compromiso que ha explicado punto por punto el Sacyl «produce un sentimiento de vergüenza inmenso, al comprobar la tomadura de pelo a la ciudadanía que en él se refleja. Los puntos a los que se compromete el Sacyl a realizar son los que ya había dicho que iba a hacer, algunos pendientes desde el 2015», critican. «Es bochornoso verlo como si de un compromiso fruto de una negociación fuera», apuntan.

Lo más aberrante de los compromisos es el que habla de la merma en las listas de espera. Consideran los encerrados que existe «la lista de espera B», que no contabiliza «ya que no dan citas a pacientes y al no tener cita, no están en la lista». Siguen reclamando que se publiquen las listas de espera semanalmente y no hagan los cómputos en diciembre. No se menciona en el decálogo del Sacyl, lamentan, ni las Unidades de Gestión Clínica ni los conciertos con la privada ni la falta de personal de todas las categorías ni la excesiva carga de pacientes en Primaria.

Usuarios analiza los compromisos para desmarcarlos del compromiso con la Plataforma. El primero de ellos, que tiene que ver con la reposición del mobiliario de la Sala de Espera de Urgencias «se ha efectuado en mayo. Si el compromiso se firmó en abril y en mayo ya se llevó a cabo, está claro que el mobiliario ya había sido adquirido», al igual que se había anunciado ya la apertura de dos quirófanos o la reparación de la fachada del centro.

Entre los compromisos se incluye el de la revisión de las dotaciones de equipamiento sanitario básico «creemos que el material básico no debiera ser un punto de negociación puesto que como su propio nombre indica al ser básico, todos los consultorios debieran de tenerlo». En el punto 5 se dice que se dotará al Hospital de un mamógrafo digital, «lo cual es digno de aplauso, pero tiene un pero.

No es Sacyl quien trae el mamógrafo a nuestro Hospital, sino la Fundación Amancio Ortega». Se compromete el Sacyl a revisar las demoras en consultas externas y pruebas diagnósticas «y hasta ahora no hemos visto a nadie haciéndolo por el hospital y las demoras siguen siendo iguales o mayores que antes de firmar el compromiso». En el punto 7 dice que la dotación de camas será la adecuada, no que estarán todas operativas, lo que se traduce en que están tantas camas sin utilizar como en los años anteriores «y hemos visto a miembros de la Junta de Personal contando camas no operativas, no se sabe con qué fin».

Usuarios se pregunta si se hubiera utilizado el dinero empleado en conciertos con la privada, de 1,8 millones, apuntan en contratar personal y en hacer que el hospital se abra por las tardes «¿no se reduciría la lista de espera?».

Enlace La Nueva Crónica.com.