(2017-10-11) Reclaman al gobierno de Estados Unidos que ejecute sus derechos sobre las patentes de medicamentos

Un grupo de presión asegura que si el Gobierno retira la licencia de patente a Biogen o la readjudica a otras empresas podría rebajar los precios de los medicamentos contra la Esclerosis Múltiples.

El gobierno estadounidense está recibiendo peticiones para que ejerza sus derechos sobre la patente del medicamento para combatir la Esclerosis Múltiple Zinbryta (daclizumab) con el objetivo de introducir competencia y rebajar precios.

En 2016, el Instituto de Salud Nacional de Estados Unidos (NIH) concedió la patente a Biogen, que ahora produce el medicamento en colaboración con ABBVie. Según el colectivo Knowledge Ecology International (KEI) en los Estados Unidos las empresas cobran entre 3 y 4 veces la cantidad que se paga en otros países.

En un escrito dirigido a la Casa Blanca y al Departamento Federal de Salud y Servicios Sociales de Estados Unidos a comienzos de este mes, el KEI instó al gobierno a abaratar Zinbryta de dos maneras: ejerciendo su derecho de intervención mediante la autorización de la competencia de un genérico, autorizando así transferir la patente a otra empresa o bien retirando la licencia a Biogen.

El consultor de transferencia tecnológica Joe Allen, comprometido en la redacción de la Ley Bayh-Dole de 1980 que regula la propiedad intelectual procedente de investigación financiada por el gobierno federal, afirma que medidas como las que propone KEI fracasaron en tiempos pasados. La propia KEI rechazó una petición similar para el medicamente contra el cáncer de próstata Xtandi (enzalutamide) en 2016.

Allen añade que los empeños de utilizar los derechos de intervención para reducir el precio de los medicamentos se han demostrado en vano en reiteradas ocasiones. La ley Bayh-Dole no sirve para el control de precios. El Gobierno solo puede intervenir si la empresa que ha registrado la tecnología no está actuando de buena fe en el desarrollo del producto, explica. La gente que piensa que tenemos a estas empresas contra las cuerdas está equivocada.

Con todo, se prevé que el Congreso ejerza cierta presión. El principal representante del Partido Demócrata en la Comisión de Supervisión y Reforma del Gobierno, el congresista Elijah Cummings, ha reclamado en reiteradas ocasiones directamente a Donald Trump que tome medidas de inmediato para reducir el precio de Zinbryta.

Traducido por Javier Polanco para CAS

ENLACE ORIGINAL